22 de junio de 2013

LEYENDA DE JOVAK

LEYENDA DE JOVAK (VERSIÓN LARGA)
José Vicente Ortuño

Hubo una vez un sabio llamado Jovak que habiendo en su juventud viajado por el mundo, consciente de las miserias que afligían a la humanidad, se propuso acabar con ellas. De regreso en su aldea, dedicó años al estudio de tratados escritos por sabios eruditos, pero no halló en las ciencias la respuesta que buscaba. Pensó entonces que necesitaba inspiración espiritual y se retiró a vivir al desierto, donde meditó y ayunó varios años sentado bajo una roca.
Cuando creyó haber encontrado la respuesta marchó la aldea más cercana, donde comenzó a proclamar su remedio contra los males del mundo. Consistía en la autocastración, para evitar las tentaciones carnales y la violencia que de ellas se derivaban. Para dar ejemplo a quienes le escuchaban, se cortó los testículos y los colgó en el extremo de su báculo.
Muchos hombres desesperados, hambrientos y débiles mentales siguieron su ejemplo, formando una secta a la que llamaron los Testículos de Jovak, que recorrió el mundo hasta que la falta de prosélitos y la incapacidad para reproducirse, acabó con ellos.
La humanidad mejoró, pues varios cientos de idiotas no dejaron descendencia.

No hay comentarios: