10 de mayo de 2011

PANCHO CTHULU Y YO

PANCHO CTHULU Y YO
José Vicente Ortuño

Pancho Cthulu es pequeño, escamoso, suave, tan verde por fuera… ¡Ejem! Cuando lo encontré estaba sólo y desvalido. Me dio tanta lástima que me lo llevé a casa y lo instalé en el cuarto de invitados. ¡Se le veía tan feliz y agradecido!
Pero pronto todo cambió, cuando descubrí que se follaba a mi gata y sodomizaba a mi perro —comprendí entonces por qué se sentaban a sus pies, ignorándome—. Luego devoró sin miramientos mis galletas favoritas y el jamón de bellota que guardaba para navidad, después tomó posesión de mi sillón y de los mandos a distancia —desde entonces hace zapping como poseso, bebiendo cerveza y eructando a ritmo de samba—. Si intento acercarme me lanza terribles hechizos con voz ominosa. Es un monstruoso hijo de puta, pero ¡tan encantador!

No hay comentarios: