30 de agosto de 2010

VISITANTES DE DORMITORIO 8

VISITANTES DE DORMITORIO 8
José Vicente Ortuño

No abrió los ojos. Se negó a hacerlo porque estaba muy cansado. Había pasado las últimas noches en vela, pero esta vez no pensaba caer en la trampa de ningún fantasma, aparecido o espíritu estrafalario. Estaba dispuesto a resistir con los ojos cerrados hasta el amanecer o hasta que el fantoche de turno esa noche se cansase. Tenía que ser fuerte, al fin y al cabo ya se estaba acostumbrando esas visitas indeseadas en su dormitorio. Pero, ¿y si fuera alguien peligroso de veras? El fantasma de Jack el Destripador o el del Sacamantecas. Escuchó con atención, mientras contenía la respiración. Pudo sentir que había alguien junto a su cama. Aterrorizado abrió los ojos.
—¡Ay vaya torito, ay torito guapo, tiene botines y no va descalzooooo! —cantó el fantasma de El Fari a voz en grito.

No hay comentarios: