15 de agosto de 2010

VISITANTES DE DORMITORIO 5

VISITANTES DE DORMITORIO 5
José Vicente Ortuño

Abrió los ojos. Alrededor de su cama había varias figuras humanoides de color gris. Estaba harto de visitas nocturnas. Primero un fantasmón siniestro y luego un súcubo extremadamente libidinoso. Ahora les tocaba el turno a los alienígenas cabezones de color gris. ¡Era otra maldita pesadilla! Cerró los ojos.
Abrió los ojos de nuevo. No se encontraba en su cama ni en su dormitorio, sino en un quirófano que parecía diseñado por Calatrava. Al menos una docena de alienígenas manipulaban extraños artefactos de aspecto inquietante. No se dejó impresionar, pues estaba convencido de que era un sueño. Un hombrecillo le colocó un instrumento sobre la frente y se durmió.
Abrió los ojos. Había amanecido. Al levantarse notó una molestia en la nuca. Se miró utilizando dos espejos. Tenía una pequeña cicatriz. ¿Le habrían insertado un implante los alienígenas o era un grano?

No hay comentarios: